COMUNIDAD BIKURIM SECCION DE ESTUDIOS  
 
  LA PREXISTENCIA DEL MESIAS EN EL JUDAISMO 24-11-2017 07:39 (UTC)
   
 
LA PREEXISTENCIA DEL MESÍAS
EN EL JUDAÍSMO
 
 
¿Existe en el judaísmo tradicional el concepto de un Mesías preexistente?
¿O tal concepto es una creación cristiana?
 
Dadas las serias implicaciones de esta pregunta, voy a dejar que contesten los sabios judíos Ortodoxos. Traducimos lo siguiente de JewishEnciclopedia.com:
Preexistencia celestial.
El concepto de un Mesías preexistente se trata en Pesij. R. 33, 36. (pp. 152b, 162, ed. Friedmann; comp. Yalj. i. 339). De acuerdo con la sección Mesiológica de Enok el primero de estos dos pasajes dice: "Al principio de la creación del mundo nació el Rey Mesías, quien se montó en los pensamientos de Dios antes que el mundo fuera hecho;" y en el último pasaje se relata que Dios contempló al Mesías y sus obras antes de la creación del mundo y lo escondió debajo de su trono; que a Satán, habiéndole preguntado a Dios quién era la Luz que estaba debajo de Su trono, se le dijo que era el que lo avergonzaría a él en el futuro, y, permitiéndosele entonces, a pedido suyo, ver al Mesías, tembló y se tiró al suelo, gritando: "Verdaderamente este es el Mesías quien me entregará a mí y a todos los reyes paganos al infierno." Dios llama al Mesías "Efraím, mi Mesías justo."
El Mesías preexistente se presenta también en la Hagadáh (Pés. 54a; Ned. 39a; Yalj. i. 20; et al.), donde el nombre del Mesías se incluye entre las siete cosas que fueron creadas antes de que fuera hecho el mundo, y donde se le llama "Yinón," haciendo referencia a Sal. 72:17 (pasaje que probablemente estuvo en la mente del autor de la sección Mesiológica de Enok cuando escribió 48:3). Que eso, contrario al punto de vista de Weber ("Jüdische Theologie," 2da ed., p. 355) y otros, es verdadera preexistencia lo que se quiere decir aquí, y no predestinación, es evidente por la nota adicional —"Según otro punto de vista, solamente la Torah y el Trono of Gloria fueron [en realidad] creados; en cuanto a las otras [cinco] cosas se formó la intención de crearlas" (Yalj., l.c.; en relación con "el nombre del Mesías" compare el comentario de arriba con Enok, 48:3). Finalmente, la preexistencia del Mesías en el paraíso se describe minuciosamente en "La Revelación de R. Joshua b. Leví" (véase Jew. Encyc. i. 680), en Midrash Konen (Jellinek, "B. H." 2:29), y en "Seder Gan Eden" (ib. iii. 132 et seq., 195). En las primeras dos, independientemente de la aparente anomalía, al Mesías preexistente se le llama "Mesías ben David."
 
Preexistencia Terrenal.
El concepto tratado en la literatura rabínica de una preexistencia terrenal del Mesías debe distinguirse del de la preexistencia celestial. Ocurre en varias formas, que representan, probablemente, diferentes etapas de desarrollo. Primero, se esperaba que él llevara una vida oculta y luego apareciera súbitamente. (Sobre este concepto de una aparición súbita e inesperada del Mesías compare Mateo 24:27, 43-44, donde se dice que el Mesías vendrá como un ladrón en la noche o como un destello de relámpago.) Este es concepto de él en Ex. R. i. and in Tan., Shemot, ambos de los cuales dicen que Moisés, el primer libertador, fue criado en la corte del Faraón, de modo que el futuro libertador se criaría en la capital romana; en acuerdo con esto, en la Agadat ha-Mashiaj (Jellinek, l.c. iii. 142) se dice que el Mesías se revelaría súbitamente a Israel en Roma. Luego, de Nuevo, el Mesías se representa como nacido pero no revelado aún. Este concepto aparece tan temprano como en el siglo segundo en los “Diálogos contra Trifón” de Justino Mártir (cap. , y de acuerdo con eso está el pasaje Sanh. 98b, donde se cita a R. Joshua ben Leví como diciendo que el Mesías ha nacido ya y vive oculto a las puertas de Roma. En Targ. Yer. sobre Micah 4:8 el Mesías está en la tierra, pero por causa de los pecados del pueblo se mantiene aún oculto. Finalmente, se piensa del Mesías como nacido en cierto momento en el pasado. Este es el caso en Yer. Ber. ii., que afirma que el Mesías nació enBetlehem el día en que el Templo fue destruido, y en el Apocalipsis de Zerubabel (véase Jew. Encyc. i. 682), que declara que nació en los días del Rey David y que mora en Roma.
La noción, trazable a Ezek. 34:23 et al., de que David mismo es el Mesías, es otra variación del concepto de la preexistencia terrenal. Ocurre en el fragmento apocalíptico del "Siddur" de R. Amram (véase Jew. Encyc. i. 678, s.v. Apocalyptic Literature, 2) y en Yer. Ber. ii. Este ultimo afirma que sea que el Rey Mesías pertenezca a los vivos o a los muertos, su nombre es David.
 
Después de esta cita de una fuente Ortodoxa, no cabe la menor duda de que el concepto de un Mesías que preexistió antes de aparecer en este mundo es un concepto puramente judío. Y el mismo concepto se refleja en los Evangelios y otros escritos apostólicos de la Comunidad Nazarena primitiva. Por lo tanto, en armonía con la más ortodoxa fe judía, nosotros los Judíos Nazarenos creemos en la preexistencia del Mesías, y que este Mesías preexistente encarnó, o se hizo hombre, en la persona de Yahshúa, tal como lo expuso él mismo en los Evangelios.
 
—Yosef Aharoni




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Ulises( ulisesmarkezhotmil.com ), 14-10-2017, 21:42 (UTC):
Favor de mandarme estudios sobre El bautizmo diezmo e infierno Dia de Queen Debe guardar



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Publicidad
 
prueba
 
dfdfd

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=